ARTISTAS

Mi abuelo materno era un contador de historias fabuloso. Apenas sabía leer, apenas sabía escribir, pero empezaba a narrar y todos nos deteníamos a escuchar sus relatos. Nos deleitaba, sí, con las palabras que extraía de la vida y que luego alimentaban su imaginación desbordante. Aseguraba que nada inventaba, que todo había sucedido de verdad. […]

REGALOS

Cada día, a la hora fijada de antemano, me despierta la música de la radio situada sobre la mesa de noche. El ya no servir para casi nada me permite practicar lo que siempre deseé: acostarme cuando me apetece y levantarme cuando me place. «Reposo, mucho reposo; cuanto más repose, menos medicamentos tendrá que tomar, y eso […]

LAS LUCES DEL PUERTO

Viví en Gijón varios años. Desde el piso miraba por la ventana del salón algunas noches y veía las luces del puerto, que algo me contaban pero que yo no acababa de escuchar. Fue en el propio puerto, de día, únicamente encendida la luz solar, cuando empecé a oír el relato que después escribí. Contemplaba yo el pantalán […]

DARDOS

Dardos, dardos… —¡Rogelio! Nada, ni mu. —¡Rogelio! Ciego y sordo cuando más lo necesito. Menudo secretario. Consultaré la máquina de hacer novelas de Umberto Eco (es decir, el diccionario de la lengua). Dardo… ¿Arma arrojadiza? No, qué va, esto no cuadra. ¿Dicho satírico o agresivo y molesto? Tampoco. ¿Mújol? Qué diablos es un mújol. A ver. […]

POEMARIO INCENDIADO (9)

Me llora el corazón, me llora y se me desangra ante tanta hermosura putrefacta.   Por el dolor a traición y el acerado puñal en demasiadas esquinas de la existencia, por la caducidad de la ternura y el constante sacrificio de la inocencia, por lo que se fue sin haber sido posible y esa persona cual imán de penas. […]

ARTE Y ENSAYO

Tras serios problemas técnicos, resueltos con la ayuda de voluntarios de WordPress (Luis Rull y el Foro de Apoyo en España, WordPress.com en USA y la aplicación gratuita de WP en el teléfono móvil para estos periódicos desastres míos), Rogelio y yo retomamos la actividad con la quincuagésima primera entrada. Con ella os dejamos (de momento, o eso esperamos y deseamos). […]