SEGUNDAS PARTES

Recapitulemos. —¿Está Rogelio el ciego? —Siempre a tu lado, amo. —¿Está Blanca la de los idilios? —¡Que te den! (Como de costumbre, pero está) —¿Está Irina la políglota? —No la veo, amo. —Tu ceguera es tan intermitente como interesada, aunque a estas horas, acabo de darme cuenta, estará impartiendo clases de ruso o de chino […]