HOY CRITICO

Fot. Pixabay
Composición de Gerd Altmann (Pixabay)

Texto basado en los escritos de un psiquiatra, de un personaje de la novela LA VOCALISTA AUSENTE

 

Andanada primera: animales.

«Hoy, ante el espejo del cuarto de baño, he visto a un hombre mucho más viejo que joven. Me he fijado con detenimiento acusador en ese cuerpo desnudo de sesenta y cuatro años. En sus arrugas y flacideces. Cuánto deterioro ya, cuánta oxidación en el homínido asomado al cristal convenientemente azogado para reflejar verdades aunque los ojos, confundidos por los estados del ánimo, puedan contemplar las mentiras que deseen. Hoy, ahora, me mostraré de acuerdo con quienes opinan que nuestro organismo es demasiado complicado para los muy limitados servicios que nos proporciona. Es cierto que hoy, ahora, escribo condicionado por la reciente y pormenorizada visión del hombre ajado ante el espejo oval, pero esa dependencia —la perniciosa perdurabilidad— demuestra también la imperfección cerebral de la especie humana, de un cerebro tan capaz de hacer preguntas trascendentes como incapaz de responderlas. Órganos y más órganos propensos a la enfermedad, digestiones y procesos metabólicos que nos convierten en esclavos del alimento y del retrete, osamenta quebradiza y articulaciones más frágiles aún, dentadura problemática, piel apenas protectora, el peligro de la hemolisis en las transfusiones de una sangre que circula por conductos expuestos siempre a la ruptura o al colapso, un sistema inmunitario burlado con facilidad por virus y bacterias o cambios mínimos en el fluido atmosférico, implacable la tiranía hormonal, imperativa la necesidad de dormir o permanecer ausentes un tercio largo de vida…».

Segunda andanada: racionales.

«Animales racionales, sí, de acuerdo. Inteligentes como para saber que aparecemos en este mundo, circense o teatral debido a nuestras propias actuaciones, como algo defecado con desgarramiento, con peligro, por un insuficiente canal diseñado para la cópula, de pronto parca la naturaleza, los hombres igualmente afectados por el repentino y torpe ahorro creativo pues debemos expulsar orina y semen por la misma vía, el sexo masculino a la intemperie, desprotegido por simples razones de temperaturas internas y externas. Racionales, de acuerdo. Pero qué inconveniente, en general, ese raciocinio escaso y tantas veces impío: nuestras sociedades no ofrecen mayores garantías que las de los seres irracionales y nosotros, en cambio, podemos imaginar, si no lo vemos ya, cada rostro de la vejez y sus miserias, en el horizonte ineludible la oscuridad que nos atrae hacia la procedencia. Disfrutamos de placeres especiales, de acuerdo. Laudables las expresiones artísticas que nos deleitan, de acuerdo. Y los progresos varios. Pero también ahí, de inmediato, el recuerdo de que en la historia de los homínidos supervivientes predominan los garrotazos y los apuñalamientos y los balazos y los bombardeos y los misiles y los silencios agresivos ideados, junto con el arte y la ciencia, por la racionalidad».

4 comentarios sobre “HOY CRITICO

Responder a José Ángel Ordiz Cancelar respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.