POEMARIO INCENDIADO (11)

Una breve intromisión por mi parte para comentar lo siguiente: en este último poema de Mateo el mendigo hallé el título perfecto para la novela que, después de cincuenta y tres años, logré finalizar (lástima, en mi caso, que lo imaginado o vivido o soñado o recordado no sepa escribir por sí solo, que dependa de un talento […]

POEMARIO INCENDIADO (10)

Llueve sobre el ocaso, huye el día con premura de homicida mientras algo duerme y algo clama en el interior de las almas.   Duerme lo saciado, lo hambriento clama.   En lo alto un cielo de nubes grávidas, abajo la tierra y las almas y una luz que ya solo es sombra de lo […]

POEMARIO INCENDIADO (9)

Me llora el corazón, me llora y se me desangra ante tanta hermosura putrefacta.   Por el dolor a traición y el acerado puñal en demasiadas esquinas de la existencia, por la caducidad de la ternura y el constante sacrificio de la inocencia, por lo que se fue sin haber sido posible y esa persona cual imán de penas. […]

POEMARIO INCENDIADO (8)

Alguien me dijo, o creí que me decía, quebré una palabra oída, descubrí tu lejanía irremediable entre dos letras separadas y caigo al alma oscuro, y voy triste por las calles; rezumo desesperanza y no miro, no veo a nadie. Te amé, y sé o quiero saber que algún día tú me amaste. Porque tanto te amo […]

POEMARIO INCENDIADO (7)

Un deseo, una obsesión: regresar a ese lugar donde se bifurcan las sendas, a ese instante, a ese creer y confiar. Un dolor, un tormento: no poder regresar.   Si comenzar es continuar, y continuar es decidir, alma, decide y avanza consecuente, directa, rauda, y recibe al fin los tajos de la espada o razón del […]

POEMARIO INCENDIADO (6)

Aprender, aprender en cada instante que los instantes no son nuestros, que se van hacia otras manos y, de mano en mano, se transforman en recuerdos.   Tal vez por eso el cielo y la tierra son infieles a cualquier idea y nosotros somos las huellas que otros pisotean. Huellas airadas entre las débiles huellas […]

POEMARIO INCENDIADO (5)

En principio, esta será la última vez que mis palabras, acaso necesarias hasta ahora, o no superfluas al menos, contaminen los versos del Poemario incendiado de Mateo García. Aparecerán más creaciones o sentencias poéticas o filosofías morales del mendigo ilustrado al que tanto me hubiera gustado felicitar en persona, pero únicamente las firmará él, como […]

POEMARIO INCENDIADO (4)

Los poemas sin título de Mateo García aparecen en su Poemario incendiado completamente desordenados, en una página el amor o el desamor y en la siguiente unos pocos versos que más parecen filosofías morales de un hombre triste, desengañado, sin esperanzas (¿ya sería mendigo cuando le brotaron del alma esas reflexiones poéticas tan afiladas y […]

POEMARIO INCENDIADO (3)

Recapitulemos: le di una limosna a un mendigo y él me regaló una joya, el Poemario incendiado de otro pordiosero, Mateo García, del que poco sé; tras deleitarme con los versos, fui en busca del mendigo generoso, convencido de que no era otro que el mismísimo Mateo (los poetas, ya se sabe, suelen ser muy pobres […]

POEMARIO INCENDIADO (2)

Concluida la lectura de los poemas que me había regalado el mendigo, fui en busca del indigente generoso dos días después. Aquel hombre de edad imprecisa, de barbas cenicientas, pelón, mellado, flaco, había aceptado mi limosna inicial, no el billete posterior con que intenté pagarle el libro. Antes de entregármelo, me había preguntado: «¿Sabe leer?». […]